Hoteles y ventajas competitivas de una gestión sostenible

Por el 16 Mayo, 2017

Si tomamos como ejemplo las experiencias en modelos de gestión sostenible de otros sectores empresariales, comprendemos que las diferentes etapas de este tipo de modelo de negocio se aplican de la misma forma en la gestión hotelera.

Buenas prácticas y cooperación con otros sectores

Entre las tres dimensiones que tiene en cuenta un modelo de negocio sostenible (económica, social y medioambiental), un sistema de gestión hotelera sostenible contribuye con todas las partes, siendo las buenas prácticas de gestión ambiental el área de actividad más común.

Entre las mejores prácticas se encuentran:

–          Minimización de residuos, reutilización y reciclaje.

–          Eficiencia, ahorro y gestión energética.

–          Gestión de recursos acuáticos.

–          Gestión de aguas residuales.

–          Sustancias tóxicas.

–          Transporte eficiente y de bajo consumo.

–          Implicación de empleados, clientes, comunidades locales, etc

–          Colaboraciones con otros sectores para un desarrollo sostenible.

En cuanto a las prácticas de gestión ambiental, la mayoría están dirigidas a minimizar los impactos negativos y aumentar los positivos a través de auditorías ambientales. Otras prácticas de gestión como las orientadas a la formación y motivación de los empleados se suelen llevar a cabo de forma interna.

En lo que se refiere a la cooperación con otros sectores, se ha de tener en cuenta previamente una comunicación efectiva entre los sectores público y privado, así como la necesidad de intercambiar información con organizaciones nacionales e internacionales turísticas para asegurar una correcta difusión y promoción de las prácticas que se han iniciado.

Acción

Implantación de un instrumento de gestión ambiental

Actualmente sería extraño encontrar hoteles o grupos hoteleros que obtengan un compromiso ambiental a través de instrumentos de gestión internacionales. La mayoría de cadenas optan por códigos de conducta a nivel estatal a excepción de algunos casos de instrumentos desarrollados desde la Unión Europea.

Ejemplos de instrumentos de gestión ambiental más comunes:

–          Manual de Protección Ambiental 1997 (Carta de Turismo Sostenible de Lanzarote y Directrices de WTTC).

–          Certificación ISO 14001 –  Sistemas de Gestión Ambiental.

–          Red Entorno de empresas comprometidas con el medio ambiente 2000.

–          Reglamento Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría EMAS.

 

De manera particular, los grupos hoteleros de mayor escala también optan por el desarrollo de políticas ambientales propias que publican en sus páginas web, mientras que otros únicamente hablan del respeto al medio ambiente como principio o valor básico.

Los certificados o sellos sostenibles son otro tipo de instrumentos de menor relevancia y cuya implantación no requiere de tanta dificultad. Los sellos de sostenibilidad mejoran la imagen de la empresa posicionándola referentemente en cuanto a gestión sostenible se refiere. En el post “Certificaciones Sostenibles: Sellos a nivel mundial“ analizamos cada uno de los sellos sostenibles a nivel mundial.

Análisis y evaluación

Los costes de las buenas prácticas ambientales dependen sobretodo del tipo de medidas que se quieran implantar, pero de manera general requieren de una primera inversión económica considerable para cubrir los gastos de la compra de equipos y maquinaria y de igual forma una inversión en tiempo e involucración por parte del personal de la empresa (recursos humanos) para adoptar y regirse a las nuevas pautas de gestión.

Los beneficios se materializan a través del ahorro de costes a medio y largo plazo, existiendo otros beneficios más intangibles como la mejora de la imagen de la empresa, la mejora de las relaciones con la administración ambiental y el aumento de la motivación del personal.

Conclusiones y ejemplos

En España, el sector hotelero es uno de los componentes más importantes dentro de la industria turística, sin embargo, también se caracteriza por tener un bajo grado de profesionalización y un alto grado de estacionalidad.

La gestión hotelera sostenible trata de corregir estos dos elementos negativos de su variante social y económica, configurando así otra de sus ventajas competitivas.

Meliá Hotels International cuenta con una herramienta de mejora continua de la actividad diaria de sus hoteles enfocada a la mitigación del impacto ejercido sobre el entorno.

Barceló Hotels & Resorts ha desarrollado varios proyectos de gestión sostenible en numerosos hoteles por toda España.

Paradores de Turismo tiene como objetivo el desarrollo de una hostelería basada en la calidad y el respeto al medioambiente, ofreciendo productos y servicios que satisfagan las necesidades de sus clientes protegiendo y respetando el entorno.

El sector de la hostelería tiene una relación muy directa con las cadenas hoteleras por lo que también comienza a posicionarse claramente en este sentido. Entre los ejemplos de gestión sostenible del mundo de la hostelería destaca el Centro Superior de Hostelería de Galicia que desarrolla iniciativas como el GASTROFORUM 2017 los días 22 y 23 de mayo, se trata de un evento en el que se presentarán iniciativas de Sostenibilidad en la Restauración

Referencias:
“Gestión sostenible en la industria turística. Retórica y práctica en el sector hotelero español” – Ayuso Siart SIlvia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *