Small Data & Fast Data – Las nuevas tendencias para el sector turístico

Por el 21 Marzo, 2017

Sería extraño hoy en día preguntar a alguien si conoce el término “Big Data” y no obtener una respuesta por su parte. Efectivamente, Big Data se podría definir como ese “gran almacén de datos compilados y estructurados de tal forma que se pueden extraer y manejar para favorecer el proceso de toma de decisiones en nuestro negocio”.

Sin embargo, ¿realmente sabemos qué queremos hacer y qué podemos hacer con los datos? La eterna lucha entre ordenar y organizar la información y el hecho de convertirla en decisiones acertadas sobre futuras estrategias empresariales es uno de los quebraderos de cabeza de muchas empresas actualmente.

A medida que aumenta la cantidad de datos, disminuye nuestra capacidad de interactuar con ellos.

Small Data

El Small Data es el método de análisis de datos más simples, concretos y de menor tamaño, obtenidos mediante la observación directa y la búsqueda específica y que afectan a las particularidades de cada negocio.

Se puede decir que son pequeñas bases de datos con un volumen y formato más accesible, informativo y procesable. Este tipo de análisis se suele atribuir a pequeñas empresas o negocios que habitualmente no manejan grandes volúmenes de datos, aunque perfectamente lo podrían utilizar también las grandes compañías.

 

 

Lo ideal sería una combinación de Big Data y Small Data, es decir, convertir los conjuntos de Big Data en conjuntos de datos más procesables.

El Small Data favorece la eficiencia de los procesos y la relación con el cliente. De hecho, según la encuesta realizada por Campaigner y J2 Global un 34% de los responsables de marketing considera de gran utilidad la información de detalle relacionada con el segmento de su público objetivo.

Fast Data

Dentro de los métodos de análisis de datos, ya sea Big Data, Small Data, Data Lake, Smart Data, etc, el Fast Data hace referencia a la “capacidad que tenemos para dar respuestas rápidas con esos datos”.

Hablamos del manejo de información tal como sucede, lo que permite tomar decisiones en tiempo real. Una empresa necesita saber de qué están hablando sus clientes en cada momento con el fin de mitigar los mensajes negativos antes de que se extienda la corriente o con el fin de impulsar los mensajes positivos para la empresa.

El Fast Data es crucial para las empresas modernas, y su combinación con Small Data posibilita una interacción más particular y en el momento justo con nuestros clientes.

Ambos métodos tienen como objetivo final mejorar la experiencia del cliente, algo que en el mundo del turismo se trata de un pilar básico.

Aplicación de Small y Fast Data en Turismo

Small y Fast Data van de la mano en el sector turístico, un ámbito en el que la velocidad en la toma de decisiones puede ser crucial para el éxito de cualquier empresa.

Una de sus mayores aplicaciones se encuentra en la gestión hotelera, tal y como explicaba Kike Sarasola, presidente y fundador de Room Mate Hoteles, el Small Data es una herramienta de algoritmo propio, es decir, los datos son obtenidos por el propio hotel, por lo tanto, permite ofrecer a los turistas una oferta lo más personalizada posible a sus intereses.

Igualmente da acceso al hotelero a una información crucial tanto de la cantidad como del tipo de demanda que va a surgir, dándole la oportunidad de anticiparse al mercado (Fast Data).

En las estrategias de marketing se encuentra otra de las grandes utilidades del “Small and Fast Data”. Hosteltur publicaba hace unos meses los 7 tipos de información que se puede captar a través de ésta técnica y aplicar en la estrategia de marketing y distribución:

 

  1. Analizar las palabras clave sobre las que se posiciona tu competencia.
  2. Identificar a los seguidores de los perfiles de Twitter de la competencia.
  3. Comparativa de los productos formulados tanto en la propia web como en las plataformas de distribución que esté utilizando.
  4. Identificar a la competencia por ubicación de tu negocio.
  5. Estudiar en tiempo real cuales están siendo las apuestas tanto en precio como en disponibilidad de los competidores.
  6. Analizar las opiniones en redes sociales y determinar las debilidades de tus competidores.
  7. Mejoras y comparativas en base a notas en portales de viaje.

Entre las empresas turísticas que ya han empezado a utilizar el Small and Fast Data en sus estrategias de marketing destacan:

A la hora de tomar decisiones, el tratamiento de pequeños volúmenes de datos procesables (Small Data) a tiempo real (Fasta Data) es un factor clave para mejorar la experiencia de nuestros clientes y por lo tanto para alcanzar el éxito en el mercado. Si deseas conocer más acerca de esta técnica ¡no dudes en contactar con nosotros!

 

Fuente:
InnovationLab
Ticbeat
Hosteltur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *