¿El turismo es la fórmula mágica para el medio rural?

Por el 3 Octubre, 2017

La mitad de los pueblos de España está en peligro de extinción, dato alarmante y que nos confirma la necesidad de trabajar en los territorios rurales. En este sentido, el turismo se ha convertido en una vía para frenar la despoblación de los municipios a través de estrategias de desarrollo local centradas en la implicación de la población y en la creación de experiencias turísticas alejadas de la rutina de los grandes núcleos urbanos.

De los 8.125 pueblos existentes en España, 4.955 cuentan con una población menor a los 1.000 habitantes, según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE, 2016). Cabe destacar, en el caso de Castilla y León, la relación entre despoblación y apuesta por el turismo rural, ya que esta Comunidad Autónoma posee el mayor número de pernoctaciones de turismo rural en el año 2016 y a su vez concentra un importante número de localidades con población menor a los 1.000 habitantes, concretamente, más del 88% del total de sus municipios se encuentra en esta situación.

¿Cómo creéis que el turismo puede ayudar a fijar población rural? En el post de esta semana comentaremos 4 claves a tener en cuenta en toda estrategia de desarrollo turístico rural:

“El turismo correctamente planificado puede ayudar a la fijación de población”

Análisis de las necesidades reales de la población local

La primera fase de todo plan estratégico de turismo es la correspondiente al análisis de los recursos, la oferta y la demanda. A su vez, es interesante detectar las necesidades reales de la población local, con el objetivo de realizar acciones enfocadas a dar respuesta tanto a las mismas como a los intereses de los turistas. Por ejemplo, a través del turismo se puede fomentar el emprendedurismo entre la población activa. La creación de nuevas empresas repercute de forma directa en el aumento de servicios para turistas, por lo que estaríamos generando valor sobre ambos grupos.

Enfoque bottom – up

Un plan estratégico turístico basado en el enfoque bottom – up o ascendente tiene como objetivo la implicación de la población local, haciéndola partícipe del proyecto de futuro para su territorio. Este tipo de enfoque se encuentra recogido en las iniciativas LEADER de desarrollo rural.

Hay cuatro niveles de participación que se podrán realizar dependiendo de los objetivos formulados: información, consulta, elaboración conjunta y decisión colectiva.

Consultando a la población local se fomenta el trabajo colectivo, la creación de sinergias y la motivación de los ciudadanos con el proyecto, a la vez que se manifiestan cuestiones que difícilmente podrían ser detectadas si no se llevara a cabo un proceso de participación ciudadana.

Aprovechamiento de recursos endógenos y exógenos

Por una parte, la realización de un inventario de recursos es fundamental en un plan estratégico de turismo. Con el mismo podremos categorizar los diferentes recursos turísticos según la tipología de éstos (gastronomía, pueblos, áreas protegidas, museos, etc) y jerarquizarlos proporcionando un valor numérico a cada uno en función de cuestiones tales como accesibilidad, conectividad, particularidad, demanda potencial o estado de conservación.

El análisis de los recursos turísticos ayudará a conocer mejor el territorio y desarrollar propuestas que otorguen valor a los mismos y repercutan positivamente en el municipio. Asimismo, realizando un inventario de recursos damos a conocer y transmitimos, tanto a las generaciones actuales como a las futuras, las potencialidades y los límites que pudieran tener los recursos en cuestión.

Por otra parte, cuando planificamos debemos tener en cuenta los recursos endógenos, es decir, los que ya poseemos (recursos turísticos, económicos, de personal, etc.) y los recursos exógenos como planes de subvención a nivel autonómico, nacional o fondos europeos.

Creación de experiencias sostenibles

El trabajo realizado hasta ahora se materializará a través de las propuestas elaboradas en el Plan Estratégico. Actualmente el turismo experiencial es tendencia y numerosos destinos y empresas turísticas están apostando por la creación de productos experienciales y sostenibles con el medio en el que se sitúan.

Compartimos con vosotros la siguiente reflexión obtenida a través de nuestra experiencia trabajando con destinos turísticos rurales: los municipios rurales, con su esencia característica, tienen los ingredientes perfectos para ofrecer productos turísticos basados en la experiencia y en el valor cultural y ambiental. Por ello, creemos que el turismo correctamente planificado puede ayudar a la fijación de población y por ende a la dinamización de áreas rurales, siempre y cuando se cuente con servicios básicos y voluntad para poder desarrollar la actividad turística.

¿Crees que el turismo rural es una actividad complementaria a otras o por sí sólo puede generar riqueza en el municipio? ¿Qué factores crees que son determinantes para que el turismo sea una fuente de ingresos en una localidad rural? Cuéntanos tu opinión a través de comentario en el presente post. ¡Estamos encantados de conocerla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *