Turismo Necrológico

Por el 9 Octubre, 2015

El turismo necrológico, denominado necroturismo, es una actividad que ya lleva años practicándose en España, si bien en otros países europeos cuenta con una mayor tradición.

Para algunos resulta inconcebible ir a visitar un cementerio como parte de su actividad turística, pero para otros es uno de los ingredientes interesantes de su visita a un destino turístico, especialmente cuando el viaje se realiza para conocer una ciudad

Eturismo-necrologicol turismo necrológico, asimismo denominado necroturismo, es una actividad que ya lleva años practicándose en España, si bien en otros países europeos cuenta con una mayor tradición. Ya hace muchos años, cuando yo era un adolescente, realicé mi primer viaje a París y una de las actividades propuestas era visitar el cementerio de Pere-Lachaise. En él pude descubrir las tumbas de personajes como Balzac, Proust, Bizet, María Callas, Edith Piaf, Rossini o Chopin. Fue una de las visitas más impactantes de ese viaje, tanto por el entorno como por las historias relacionadas con aquel espacio y sus personajes.

La visita a un cementerio puede justificarse por la contemplación de las obras de arte que en él alojan. En muchos camposantos se pueden admirar esculturas y mausoleos de un alto valor artístico que por si mismos ya justifican una visita al lugar. Pero además, el deambular por los cementerios puede aportar información de la historia y las costumbres del lugar a aquellos visitantes que tienen verdadera fascinación por el conocimiento del destino. Se trata de turistas con un elevado interés cultural que han incorporado los camposantos a sus visitas como un elemento más del patrimonio histórico-artístico del destino.

“El interés que los cementerios podían tener para este tipo de visitantes fue percibido hace años por otros países que desarrollaron productos turísticos entorno a estos espacios.”

El interés por desarrollar este tipo de productos llegó a España de forma más tardía, pero actualmente ya hay un considerable número de cementerios que ofrecen rutas guiadas, normalmente de forma gratuita, folletos informativos, guías o planos con rutas marcadas para que los visitantes puedan conocer las historias relacionadas con sus moradores.

cementerioFruto del esfuerzo realizado para dar a conocer este patrimonio, España cuenta con una Ruta de Cementerios Singulares, integrada en la Ruta Europea de Cementerios, y reconocida por su carácter innovador, difusión e interpretación del patrimonio por la Organización Mundial del Turismo. En la Ruta se integran cementerios de Asturias (cementerio municipal de La Carriona, en Avilés), Cantabria (cementerio de Ciriego), País Vasco (cementerios de Bilbao y de Polloe en San Sebastián), Cataluña (cementerios de Vilanova i la Geltrú, de Sant Sebastià en Sitges, de Arenys de Mar, de Igualada, el cementerio de Los Capuchinos en Mataró, el de Vilafranca del Penedés, los cementerios del Poble Nou y de Montjuïc en Barcelona, y el cementerio de Lloret de Mar), Comunidad Valenciana (cementerio de Elche) y Andalucía (cementerios de Monturque, de Nuestra Señora de la Salud en Córdoba y el cementerio municipal de Granada).

Con independencia de la Ruta, en la página web de la ASCE (Association of significant cemeteries in Europe), se destacan 30 camposantos españoles que merecen ser visitados. Esta asociación tiene, entre otros, el objetivo de promover el reconocimiento de los cementerios europeos como parte fundamental del patrimonio de la humanidad. La labor de esta asociación se complementa perfectamente con la gestión turística de los destinos que disponen de estos recursos singulares, por lo que la puesta en valor turístico de los camposantos españoles debería integrarse en la política turística de más destinos de nuestro país.

Por cierto, algunas cosas se tendrían que cambiar, es incongruente potenciar las visitas turísticas a los cementerios y prohibir hacer fotos en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *