Go with the flow: ¿Tus productos turísticos fluyen?

Por el 14 Enero, 2013

Verificar que un producto turístico tenga flow es un paso dentro del proceso de creación de un producto turístico y, sin duda, parte fundamental del éxito o fracaso de los mismos.

Productos turísticos experienciales

Uno de los aspectos a los que prestamos más atención en Cegos a la hora de diseñar productos turísticos experienciales es que tengan flow, que fluyan. Verificar que un producto turístico tenga flow es un paso dentro del proceso de creación de un producto turístico y, sin duda, parte fundamental del éxito o fracaso de los mismos. Si el producto logra que los clientes entren en ese estado de fluidez, el éxito está asegurado.

Fuente: http://thatgamecompany.com

El concepto del flow fue propuesto por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi (este vídeo os ayudará a pronunciar su nombre) hace ya más de dos décadas en su libro Flow: The Psychology of Optimal Experience. Para Csíkszentmihályi, el estado de flow nos lleva a un estado de completa absorción durante el desarrollo de una actividad que nos resulta placentera, que hace que el tiempo pase sin darnos cuenta. Estamos plenamente concentrados en la actividad, alcanzamos el súmmum de la creatividad, de la claridad de ideas experimentando una enorme satisfacción. Yo he vivido ese estado de flow durante alguna experiencia turística reciente, y confirmo que hace que ese momento resulte memorable, algo que debemos buscar para nuestros productos turísticos.

Para lograr que nuestro producto sea capaz de generar ese estado de fluidez, entiendo de utilidad cumplir algunas premisas:

  • Segmentar bien la demanda y conocer los gustos y exigencias del perfil elegido.
  • Tratar de conocer a nuestros clientes. Las redes sociales pueden ser nuestras aliadas en esto.
  • Seleccionar el tema o eje principal del producto. Creo que resultan más exitosos productos diseñados en torno a una temática concreta que los que integran elementos demasiados dispersos.
  • Seleccionar muy bien a nuestros proveedores y colaboradores.
  • Adelantarnos a posibles problemas o inconvenientes que, durante el desarrollo de la experiencia, pudieran cortar el flow.
  • Testar bien el producto antes de comercializarlo. Probémoslo previamente con amigos o familiares, y así veamos si el producto funciona, si tiene flow.
  • Por último, y si ya hemos logrado vender el producto, solicitemos una evaluación del mismo a los clientes y modifiquemos aquello accesorio o equivocado. Por supuesto que resulta de utilidad monitorizar lo que se dice de nuestro producto en redes sociales, blogs o medios de comunicación.

A pesar de no ser un concepto nuevo, ni estar pensado específicamente para la actividad turística, creo que combinado a otras técnicas para el diseño de productos turísticos experienciales el flow puede marcar la diferencia entre un buen producto y uno memorable. Y vuestros productos turísticos… ¿tienen flow?

Productos turísticos experiencialesFuente: http://flowcomunicacion.blogspot.com.es/p/que-es-flow.html

Algunas referencias sobre el diseño de productos turísticos experienciales y el flow:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *