El turismo de experiencias se reinventa en los destinos urbanos

Por el 18 Junio, 2013

Las grandes ciudades cuentan con muchos recursos turísticos que en algunos casos han estado ahí durante años, funcionando siempre de la misma manera y atrayendo al mismo tipo de visitante.

Artículo original publicado el día 17 de junio de 2013 en Hosteltur

 

“Las grandes ciudades cuentan con muchos recursos turísticos que en algunos casos han estado ahí durante años, funcionando siempre de la misma manera y atrayendo al mismo tipo de visitante. Pero el turismo urbano se está reinventando gracias al turismo de experiencias, aprovechando los recursos turísticos de los que ya disponen estos destinos y creando nuevos productos.

Cabe recordar que en España el turismo urbano representa ya el 25% del total del turismo español, según el informe UrbanTUR 2012 deExceltur.

Y de acuerdo con el último eurobarómetro de la Comisión Europea, “Attitudes of Europeans towards Tourism”, al menos el 20% de todos los viajes de los europeos en 2012 fueron a ciudades, según apunta David Mora, gerente en la división de turismo de la consultora Cegos España.

Pero los destinos urbanos necesitan seguir aumentando su competitividad. Con este objetivo, algunas ciudades han creado nuevos atractivos turísticos poniendo en valor recursos que ya tenían para captar público.

A continuación se describen algunas iniciativas que reflejan un cambio de tendencias en la configuración de producto urbano.

Gaudí Experiencia

En Barcelona han sabido aprovechar el tirón de Antoni Gaudí creando un nuevo espacio en funcionamiento desde julio de 2012 dedicado al arquitecto modernista catalán: Gaudí Experiència, que recibió en su primer semestre más de 50.000 visitas.

La ubicación del espacio –junto al Park Güell– así como la calidad del audiovisual 4D y el hecho de ser el único espacio en la ciudad que recoge toda y obra de Gaudí son claves para atraer a los turistas que visitan Barcelona. La entrada puede adquirirse por nueve euros.

Turismo de experiencias

 

The Scotch Whisky Experience

En EdimburgoThe Scotch Whisky Experience acerca a los turistas la cultura del whisky sin necesidad de realizar una visita por las diferentes bodegas de Escocia.

En este centro están representadas el 90% de las cooperativas escocesas elaboradoras de este licor. El visitante puede conocer las esencias del whisky y su proceso de elaboración mientras realiza un recorrido subido en un pequeño vagón, acompañado de un peculiar y simpático fantasma generado por efectos especiales. La entrada puede comprarse desde 12,75 libras.

London Eye

EDF Energy London Eye, la famosa noria de Londres, se ha convertido desde que comenzó a funcionar en el año 2000 en un nuevo emblemático símbolo de la ciudad que atrae a turistas de todas las nacionalidades para observar la ciudad a 135 metros de altura.

Cuenta con 32 cápsulas de cristal con capacidad para 25 personas y ofrece la posibilidad de reservarlas para uso particular combinándolas con servicio de catering. Se puede subir a la noria desde 19,20 libras con el ticket estándar.

Gourmet Bus

Grupo Juliá ha puesto en marcha en Barcelona un nuevo producto que combina turismo cultural y gastronómico: Gourmet Bus. Hace un recorrido de tres horas de duración, que incluye una visita panorámica por la ciudad y una parada de hora y media con vistas, donde se sirve un menú de siete platos.

En las mesas hay ipads con un sistema interactivo que ofrece información tanto del destino que se visita como de los platos que se degustan. El precio del servicio es de 105 euros.

El centro de hielo más grande del mundo

En Nueva York, aprovecharán el edificio del Kingsbridge Armory en el barrio del Bronx, que se convertirá en la instalación deportiva de hielo más grande del mundo donde se celebrarán torneos y numerosos espectáculos, con el objetivo de atraer a millones de usuarios y turistas.Recibirá el nombre de Kingsbridge National Ice Center y se espera su apertura para 2018-2019.

Otra perspectiva

Ante este escenario de propuestas centradas en grandes ciudades, David Mora plantea que si bien son experiencias que renuevan el interés de los potenciales visitantes, habría que pensar si este tipo de nuevos productos limitan el efecto distribuidor de las ciudades hacia otros microdestinos.

Por ejemplo, “si tengo todo el Gaudí en Barcelona… ¿Para qué ir a la Colonia Güell o a Reus?”. El reto reside entonces, según Mora, en continuar renovando el atractivo turístico de las ciudades, con iniciativas como las descritas, pero sin impactar excesivamente en el día a día de sus vecinos y sin ocultar las joyas que se ofrecen en municipios más o menos cercanos.”

Fuente: www.hosteltur.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *